Muchos son los años transcurridos desde que TAF ABRASIVI realizó los primeros ejemplares de este importante utensilio abrasivo siendo los inventores del primer disco de láminas del mercado a nivel mundial.

Sin embargo, es sorprendente observar, como todavía muchos fabricantes proponen versiones similares a las iniciales jactándose de ello como si fuese una novedad, después de tantos años de nuestro invento..

Estos discos, han sufrido muy pocos cambios a lo largo de los años y conservan el espíritu original de nuestra creación.

El disco de láminas está constituido por un soporte semirrígido que puede ser de material plástico o de fibra de vidrio. Raramente, se utilizan otros materiales.

Sobre la parte periférica del disco son fijadas las láminas de tela dispuestas en forma de abanico y parcialmente sobrepuestas.

El consumo gradual de las láminas de tela permite una renovación continua de la parte abrasiva y por lo tanto un consumo constante y uniforme, con ventajas mas que relevantes.

El empleo de las más selectas materias primas, la mejor tecnología y el empleo de sistemas productivos cada vez más modernos juntamente al know-how desarrollado en medio siglo, otorgan a  TAF ABRASIVI el indiscutido posicionamiento líder en el mercado por cuanto concierne a prestaciones y  seguridad de este producto.

TAF ha registrado, en el curso de los años, varias patentes sobre los discos de láminas, entre ellas, la primera patente del primer disco de láminas o laminillas del mundo.